Historias para Antes de Dormir : El Escrito | Recopilatorioss

Historias para Antes de Dormir : El Escrito

Posted by Hellex666 On 23 jun. 2011 0 comentarios

Era una noche, como cualquier otra diría yo, pero algo la hacía especial... no se si estoy loco, o solo es mi imaginación, pero creo que el bolígrafo que encontré en aquella casa está maldito. No se que pensar y tampoco como escribir como es que encontré este bolígrafo.masmas


De lo que me acuerdo es...:
Estaba yo en mi casa en la tarde, cuando un amigo me llamó por teléfono, me dijo que si quería que lo acompañara a recoger unos objetos en la antigua casa en la que vivía (porque se estaba mudando) le respondí que bueno, entonces fui y me encontré con mi amigo (que desde ahora lo llamaré Pedro, por razones de encubrimiento), me saludo pero no me dijo en donde estaba la casa, solo entramos a su auto y nos dirigimos hacia aquella casa...
Una vez dentro de esta, sentí algo raro en el ambiente, como humedad y la sensación de que algo va a pasar, no le di importancia y seguí a Pedro hacia unas cajas que estaban llenas de cosas, recuerdo que en una de ellas había un sinnúmero de juguetes, lo cual se me hizo raro porque el tenia 23 años, nuevamente no le di importancia y seguía sacando aquellas cajas. ya faltaba la ultima caja, me emocione bastante porque aquella incomoda sensación estaba comenzando a preocuparme, y cuando agarre la ultima caja, Pedro me dijo que quedaban unas cosas en el segundo piso que quisiera que las bajara, no eran muchas me aseguro... Con un poco de miedo pero con ganas de irme rápido de ese lugar, fui y busque las cosas, entre todas había una sabana, unas velas, fósforos, notas en papel, un espejo, y un bolígrafo... Todas tenían un aspecto deteriorado y bastante mal usadas, pero tenían un diseño Románico bastante elegante.
las baje todas envueltas en la sabana, las metí en una caja vacía y las introduje en el auto.
Esperé a Pedro a que saliera de la casa por 10 minutos, pero no aparecía, entonces fui a buscarlo; Lo encontré en la cocina, tomando un vaso de agua, con las manos temblorosas y un poco pálido, como si algo lo uniera asustado, le pregunte que que le pasaba, y lo único que respondía era: "él quiere devuelta sus cosas".... lo agarre por los brazos, lo sacudí un poco, y lo saque de aquella habitación, conducía su auto por el hasta llegar a su nueva casa. Una vez dentro, le dije que qué pasaba en esa casa, y lo único que me dijo era: "no escribas con el bolígrafo, no leas las notas, no te mires en el espejo, no uses la sabana, no prendas las velas con los fósforos, eso es lo que te puedo decir...", se fue y se encerró en su habitación y no salio de allí.
Cuando estaba saliendo de su casa, me encontré con una simpática y sumamente atractiva chica, charlamos un momento y me dijo que la llamara para salir un rato, yo no tenia mi celular y no tenia disponible un bolígrafo, entonces recordé el bolígrafo que estaba en el auto (en ese instante no recordé lo que me advirtió Pedro), anote su número en mi antebrazo, nos despedimos y fui recordándola de regreso a casa.
Cuando llegue a mi casa, entre en mi cuarto y anote el numero en mi celular, lo raro fue que el teléfono no quería guardar el numero, salia que son demasiados numeros para guardarlos, que no hay suficiente memoria en el teléfono, y que ya existía un numero similar ya guardado en mi cel, y así cosas parecidas, entonces lo escribí en un papel que tenia a la mano, me asuste al ver mi brazo para copiarlo al papel, estaba como si lo hubieran grabado con una especie de cuchillo, me asuste demasiado, me caí de la silla en la que estaba sentado, y me golpee la cabeza....
No recuerdo que hora era a la que llegue a casa, me desperté en mi cama, con la ropa sucia, y el esfero en mi mano, no sabia que había pasado; no se en donde estuve, le pregunte a mi madre que si había salido, y ella respondio: "Si saliste ni bien llegaste, dijiste que tenias algo que sacar de el auto de un amigo...".
Regrese a mi habitación y empece a ver cosas que no estaban allí, como un nuevo espejo, unas velas rojas, un encendedor, un nuevo juego de cobijas, unos cuadernos nuevos y un esfero, creí que me los habian comprado por mi cumpleaños y no los habia notado hasta ese momento, pero entonces recorde lo que Pedro me dijo: "no escribas con el bolígrafo, no leas las notas, no te mires en el espejo, no uses la sabana, no prendas las velas con los fósforos"... me di cuenta que lo que estaba nuevo en mi habitación estaba relacionado con los objetos de aquella casa, pero yo los tenia nuevos, me dije a mi mismo que estaba siendo un poco extremista al pensar que algo me sucedería y no hice caso. Recordé que tenia tarea que hacer y me puse a hacerla......
Pasaron las horas y me dio sueño, revise la tarea que había hecho, y me asombre de que todo lo que había escrito se había resumido en una frase: "devuélveme mis cosas"...
Cerré rápidamente el cuaderno y trate de tranquilizarme un poco, no entendía como era posible de que 10 hojas escritas a mano en 3 horas, se podrían resumir en 3 palabras "devuélveme mis cosas".... en ese instante se fue la luz de mi cuarto, espere unos segundos como siempre lo hago, porque habitualmente sabe suceder, pero no volvían las luces, recordé que habían unas velas rojas y un encendedor en mi velador, fui cuidadosamente a prenderlas, las encendí y claramente note como si algo se hubiera metido en el espejo, agarre la vela y fui a investigar que era, pero no había nada pegado al cristal, recupere el aliento un segundo cuando una brisa apago la vela, la encendí nuevamente y vi un espectro reflejado en el espejo, era como si su piel estubiera pudriéndose y cayéndose en pedazos, retrocedí del susto hasta caer en mi cama, la misma que comenzó a retorcerse a mis espaldas, como si quisieran atraparme, entonces mire hacia el espejo, y este estaba de color negro, apagado, como si no hubiera luz la cual este pueda reflejar, y me di cuanta de que estaba acostado en mi cama, con los ojos abiertos, viendo en el espejo con las luces apagadas, supe que fue una ilusión, pero lo suficientemente real como para acelerar mi ritmo cardíaco a 1000 por hora.

Desde ese día no duermo, escribo esta misma historia sobre los cuadernos, prendo esas velas con el encendedor que nunca se acaba, me cubro con esa sabana cuando tengo frió, miro en el espejo para que ella salga y leo lo que escribo una vez antes de perderme con la chica que encontré; creo que esta historia le pertenece, pero ahora ya es mía, espero que alguien encuentre estas notas y las lea, entonces yo saldré a buscarlo para darle mi numero y pasarle esta historia y poder decirle: "devuélveme mis cosas".....
Por :  Exis Iscariote

0 comentarios:

Publicar un comentario

Opina Sobreviviente