(42)The Holder of the Star (El Holder de la Estrella) | Recopilatorioss

(42)The Holder of the Star (El Holder de la Estrella)

Posted by Recopilatorioss On 29 ago. 2011 0 comentarios


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental u hospital , pregunta en el escritorio principal por alguien que se haga llamar como “Holder of the Star”. El trabajador te mirara fijamente a los ojos con una cara de desprecio por algunos segundos. Si no ve en tus ojos un corazón resuelto, se reirá arrogantemente. Si lo hace, huye, o los guardias te agarraran y aprisionaran en una celda entumecedora donde oirás la risa del hombre mientras despiertes o duermas por toda tu vida. Si ve determinación en tus ojos, se parara y te guiara por un pasillo. Se detendrá en una puerta de una celda y te dará la llave, sin decir nada y luego yéndose caminando. Con la llave en la mano, toma la manilla y gírala lentamente; no está cerrada.

En vez de una celda tras la puerta, habrá un vestíbulo, pobremente iluminado. Entra al pasillo y cierra la puerta con llave tras de ti. Como camines por este pasillo, oirás la risa de niños mescladas con los reconfortadores cantos de unos monjes extranjeros. Rápidamente las risas se volverán gritos y los canticos en maldiciones. Mientras oigas estos terribles sonidos estarás a salvo, pero si tu coraje flaquea, y el más mínimo miedo se te viene encima en el pasillo, los sonidos se detendrás. Y si esto pasa, cierra tus ojos y reza por que la criatura que acabas de despertar tome tu vida a la primera mordida. Si sobrevives en este pasillo, llegaras a una pequeña puerta cerrada. Las luces se oscurecerán alrededor tuyo y solo podrás ver la puerta. Cuando todo esté oscuro, usa la llave que te dieron y abre la puerta. Entre por la puerta a una pequeña y oscura celda. Ahí habrá un hombre encapuchado en ropas rojas. El tiene una vela y mantiene sus ojos cerrados mientas canta. Se sentara en el medio de un pentagrama dibujado con una brillante sangre roja. El hedor que producirá esto te dará arcadas, pero nada más que eso. Tras el hombre esta una roca quemada. No mires la piedra directamente por mucho tiempo o las quemaduras de la roca envolverán tu mente y enviaran tu cuerpo a una fiera eternidad. En vez de eso mira a la vela y escucha al viejo.

Responderá solo a una pregunta: “Que debe ser hecho para completar su deber?” El hombre parara de cantar, y entonces te dirá cinco nombres y cinco preguntas. Te informara que debes aprender sobre tus semejanzas con los demás. Entonces se golpeara su dedo índice en la sangre del pentagrama y dibujara una formula en la pared. Una llave, más un libro, mas una pluma, mas una palabra garabateada en una forma ilegible, yace un libro abierto con tres óvalos dibujados alrededor de el. Se reirá cálidamente y regresara a su lugar de asiento. El te dará la aun ardiente piedra y desde debajo de su capa arrancara un corazón aun latente. Con todo lo que puedas, destruye el órgano sin piedad. Dentro de la malla carnosa encontraras un antiguo lápiz. Cuando mires arriba, encontraras al viejo muerto, con una mirada de serenidad en su cara. La oscuridad te absorberá y cuando se vaya, te encontraras fuera del hospital.

Te darás cuenta de que ese lápiz nunca necesita rellenar su tinta roja. aunque que la tinta nunca huela a nada, te darás cuenta de que es tu propia sangre drenada por el lápiz en el papel. Si permites que este objeto se rompa, una horrible y lenta muerte te llegara. Mientras tengas este objeto, oirás susurrados canticos en el fondo de tu mente hasta que mueras o hagan lo suyo.

Este lápiz es el Objeto 42 de 538. Te permitirá escribir en el tomo maldito con tu propia sangre. Hacer esto es una tontería. Si tu elección es continuar su trabajo, o destruir la oportunidad de que los objetos se reúnan y vuelvan juntos alguna vez.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Opina Sobreviviente